Lovin’ Ibiza Festival, todo un éxito en Ushuaïa Ibiza Beach Hotel

Lovin-Ibiza

lovin_
La temporada 2013 de Ushuaïa Ibiza Beach Hotel empezará oficialmente el próximo 25 de mayo con el Opening. Aún así, el hotel que ha cambiado el concepto de fiesta en Ibiza no puede permitirse estar abierto sin que sus huéspedes y fans disfruten de la mejor música electrónica. Por eso, el 4 de mayo, Lovin’ Ibiza Festival celebró una multitudinaria fiesta en Ushuaïa Ibiza. ¿El resultado? ¡Buena gente, buena música y … una tarde-noche espectacular!

Lovin’ Ibiza Festival, todo un éxito en Ushuaïa Ibiza Beach Hotel

En su segundo año de Lovin’ Ibiza, este festival de la Isla Blanca y amante de los DJs locales, ha conseguido un importante reconocimiento en muy poco tiempo, ampliando en esta edición su número de fiestas a tres (una de ellas en Ushuaïa Ibiza Beach Hotel). Para nosotros fue un placer recibir al gran número de artistas que pincharon esa noche y poder deleitar a los clubbers tempraneros que ya aterrizan en Ibiza con la mejor música house/dance del momento.

En nuestro cartel prometíamos dos áreas y dos áreas hubo. La primera, el epicentro de Ushuaïa, el escenario icónico del que tantas fotos se han hecho, la mesa donde todo el mundo quiere pinchar; éste fue el hogar durante nueve horas de nombres como Nic Fanciulli, Uner, Kaleshy, Los Suruba, Danny Serrano, Francisco Allendes, Toni Moore, Jonathan Tena y Slane. La segunda área fue dentro del no tan conocido pero igual de interesante, U-Club. En él estuvieron pinchando sus mejores beats Sergio Deer, Kike Torres, David Medina & Voz, Javier González, Ismael Baraka, Alejandro Matilla y Javi Colina.

chicos en lovin

El U-Club fue una de las sorpresas de la nocheTanto si estabas en un lado o en el otro, las sorpresas y las buenas vibraciones no pararon de llegar. Los que bailaron al ritmo de la música del escenario principal, se vieron inmersos dentro de una gran burbuja de colores y ‘flashes’ surgidas de la nueva iluminación instalada en Ushuaïa. ¿Lo más impresionante? Ver cada una de las vértebras de la coraza del escenario desprendiendo luz y calor a los miles de asistentes. Prometido, la visión te pone los pelos de punta. Los que se atrevieron a adentrarse al, hasta ahora, no tan conocido U-Club del hotel pudieron disfrutar de la música al más estilo underground, más pequeño, más íntimo y más personal.